nuestra historia

El espíritu de La Marchigiana viene desde la Regione Marche italiana. En 1948, después de vivir la guerra, la Nona Fernanda llega a Mendoza con sus hijos y dos años después crea la primera casa

Desde ese día hasta ahora se mantiene el mismo espíritu audaz y la misma idea: que nuestros clientes pasen un momento agradable en nuestra casa. Hoy todos los miembros de esta familia creemos en generar buenos momentos cocinando y sirviendo con amor.

La historia se construye de momentos
y queremos que esos momentos sean
por siempre hermosos.